Blog

¡Lo que publicamos y publicaremos es asombroso!

Gafas de sol: Protección UV

Las gafas de sol no sólo son un accesorio de moda, sino que también protegen a los ojos y garantizan una visión agradable y sin estrés con una luz ambiental intensa.

Además de los cristales oscuros, la montura también desempeña un papel importante en la protección contra la radiación que entra por los lados.

Gafas de sol: ¿Por qué hay que usarlas?

Muchas personas subestiman el efecto dañino de la radiación UV.

La radiación ultravioleta o coloquialmente ultravioleta, es una radiación electromagnética invisible para los humanos con una longitud de onda inferior a 380 nanómetros.

En este rango, las células sensoriales del ojo ya no reaccionan, por lo que esta radiación es invisible para nosotros.

El gran peligro aquí es que la radiación UV lleva mucha energía (radiación de onda corta) – el permanente “bombardeo” con estos fotones de alta energía puede conducir a cambios en las estructuras celulares.

Esto se puede sentir directamente sobre la superficie del cuerpo: demasiada radiación UV daña o incluso destruye las células de la piel, lo que se denomina “quemadura de sol”.

La radiación UV que penetra en el ojo es aún más peligrosa: porque las células de la retina son muy sensibles – una alteración de estas células puede provocar irritación, inflamación y hasta desprendimiento de retina y ceguera.

Por lo tanto, se recomienda encarecidamente que se protejan los ojos con gafas de sol adecuadas cuando se expongan a una fuerte radiación UV, especialmente en los meses de verano y entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde.

Muchas personas tienden a juzgar el peligro de la luz solar por su grado de calor.

Cuando el sol quema en la piel, la radiación UV parece ser particularmente fuerte. Sin embargo, esto es una falacia.

Los estudios muestran que la radiación UV está principalmente relacionada con el ángulo de incidencia del sol. Cuanto más alto está el sol, menos radiación UV puede ser protegida por la atmósfera.

Este es también el caso cuando el cielo está ligeramente nublado.

gafas de sol

Por lo tanto, básicamente hay que prestar atención:

  • En verano la radiación UV es mucho más alta y más intensa que en invierno.
  • Al mediodía la radiación UV es mucho más alta que por la mañana o por la noche.
  • Incluso cuando el cielo está nublado, la radiación UV puede ser muy alta, aunque no haya rayos de sol calientes.

Categorías de filtros para las gafas de sol:

La protección UV es especialmente importante con las gafas de sol porque las pupilas de los ojos se dilatan y, por lo tanto, incide más luz UV sobre la retina que cuando no llevamos gafas de sol.

Para las gafas de sol se distinguen cinco categorías de filtros en cuanto al color (DIN EN ISO 8980-3).

El Reglamento Din estipula que las gafas de sol de estas categorías siempre filtran la luz UV hasta una longitud de onda de 380 nanómetros.

  1. 3-20% de tinte, para días nublados
  2. 20-57%, para días nublados
  3. 57-82% de oscuridad, protección normal contra el deslumbramiento para los días de verano, Europa Central
  4. 80-92% de tinte, para el agua, la playa, las montañas y el sur de Europa
  • Gafas de sol de categoría 4 (92-97% de tinte, para deportes alpinos o acuáticos)

Los tonos de más del 90% (cat. 4) ya no son adecuados para la conducción. Con algunas gafas de sol se consigue una reducción adicional de la luz mediante filtros de polarización.

Como se ha descrito, la norma para las gafas de sol establece que la luz UV se filtra hasta 380 nanómetros. Sin embargo, hay muchos expertos que asumen que la luz de onda corta en el rango azul entre 380 y 400 nm también es dañina. Por lo tanto, se introdujo la llamada protección UV-400.

¿Qué significa la protección UV-400?

Las buenas gafas de sol siempre contiene la llamada protección UV-400 – aunque (desafortunadamente) no es un sello de calidad estandarizado y por lo tanto no está probado por una comisión independiente.

“UV-400” significa que la lente contiene un llamado “filtro de borde UV” que bloquea o filtra cualquier radiación inferior a 400 nanómetros.

Como se puede ver en la figura anterior, la radiación electromagnética por debajo de 400 nm no es visible, pero es de alta energía, por lo que puede conducir a cambios en las estructuras celulares.

Por lo tanto, es muy útil y absolutamente necesario que las gafas de sol filtren esta radiación en la medida de lo posible.

Nota: ni la protección UV ni los tintes tienen nada que ver con los colores. Sólo es cuestión del porcentaje de luz que se filtra. El color de las gafas de sol tiene más que ver con qué actividad se utilizan las monturas sol.

Índice UV

Para poder mostrar diariamente la intensidad de la radiación UV, se introdujo una escala estandarizada, el llamado índice UV, reconocido en todo el mundo.

De este modo, los valores UV pueden medirse e indicarse para lugares y regiones específicas. En muchas cartas meteorológicas se indica el índice UV.

La escala comprende valores de 1 a 11 – donde 1 indica una exposición a la radiación UV muy baja y 11 una exposición extremadamente alta.

En España, el valor máximo del índice UV medio para los meses de verano es de alrededor de 8 (aunque el valor puede ser mayor). Además, la exposición a los rayos UV también depende de la región, las de nubes y la altitud del lugar.

Gafas de sol: ¿De qué color?

Ciertos colores pueden producir ciertos efectos ópticos. En cada caso, la luz de ciertas longitudes de onda se reduce principalmente para que la imagen visual sea coloreada.

Esta coloración puede ser percibida como muy agradable. Por lo tanto, la coloración no tiene nada que ver con el grado de coloración, sino que debe orientarse de forma óptima al entorno y a la actividad primaria.

Gafas de sol graduada:

Puede comprar gafas de sol con y sin graduación. Para las personas con un error refractivo, se fabrican lentes especiales con color. Por supuesto, estas lentes cuestan más que las gafas de sol para las personas con visión normal o sin lentes correctivas.

Los costes de la montura suelen ser idénticos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los marcos son adecuados para las lentes graduadas.

Actualmente se pueden corregir con gafas de sol la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. Osea, todas las ametropías.

Pero siempre depende la montura que se puede elegir, de la graduación que necesitemos. Si tienes pocas dioptrías es fácil pero cuanto más tengas, más complicado será graduar unas gafas de sol.

Generalmente las planas se pueden todas y las curvadas si no existe un astigmatismo alto.

Deja un comentario

Select Language